Carta abierta al Sr. Bob Iger, CEO de “The Walt Disney Company” (ESPAÑOL)

Estimado Señor Iger,

Cuando fue nombrado Director Ejecutivo de “The Walt Disney Company” en marzo de 2005, los ex-miembros de la junta directiva Roy E. Disney y Stanley Gold, detuvieron su campaña “Save Disney”, una campaña iniciada para restablecer la política de la compañia de esforzarse por la excelencia, un valor que ha caracterizado las actividades de “The Walt Disney Company” desde su creación por el propio Walt.

Gracias a sus esfuerzos, “The Walt Disney Company” está operando ahora mismo más fuerte que nunca. Esto puede ser atribuido, en gran parte, a una serie de eventos clave necesarios para solucionar posibles grandes problemas:

- La adquisición de “Pixar” (2006)

- La recuperación de los “Walt Disney Animation Studios”

- La modernización y expansión de “Disney California Adventure (2008-2012)

- La adquisición de “Marvel Entertainment” (2009)

- La puesta de la primera piedra de “Shanghai Disneyland Resort” (2009)

- La expansión de “Hong Kong Disneyland” (2011-2013)

- La adquisición de “Lucasfilm” (2012)

Estas grandes inversiones (como las expansiones de “Disney California y Hong Kong Disneyland”) le han permitido reparar partes de la compañía que estaban en mal estado y hacerlas más fuertes ante aquellos grupos demográficos por los que su compañía ha luchado por conquistar durante mucho tiempo. Todos estos eventos clave tienen una cosa en común: la calidad del producto y/o experiencia. Como su amigo y compañero John Lasseter dijo una vez: “La calidad es el mejor plan de negocios”.

Desafortunadamente, desarrollos recientes han dañado seriamente la calidad de uno de los parques más bellamente diseñados del mundo: “Disneyland Paris”. Nos gustaría aprovechar esta oportunidad para compartir nuestras más sinceras preocupaciones sobre el estado de este destino, que abandera el nombre de su compañía en Europa. Le hemos cogido cariño al Resort a lo largo de su, relativamente, corta vida y, sinceramente, no queremos ver como decae aun más.

Cuando “Disneyland Park” (por aquel entonces “Euro Disneyland”) abrió sus puertas en 1992, realmente fue el mayor logro de “DIsney”; una maravilla tecnológica y artística. Sus espectáculos, atracciones y tematización de gran calidad tuvieron éxito ante el público europeo, y la experiencia de sus visitantes era similar, si no superior, a aquella ofrecida en “Disneyland” y “Walt Disney World”. De todos modos, debido a los constantes problemas financieros, la calidad general de la experiencia se ha ido deteriorando lentamente a través de los años. Tantos años de recortes de presupuesto, mantenimiento, entretenimiento y restauración han dejado al Resort en una estado de abandono inaceptable.

Este año la calidad ha bajado todavía más y la situación ha llegado a un punto crítico: la de 2013 es la primera temporada de verano desde la apertura del Resort sin ni siquiera un espetáculo escénico en ninguno de los dos parques. Esto es la primera vez que ocurre en la historia “Disneyland Paris”, por no decir la primera vez en uno de los parques Disney en todo el mundo.

Nos gustaría destacar los grandes problemas que tiene “Disneyland Paris” desde la perspectiva de los visitantes en las siguientes cuatro categorías:


1. Mantenimiento

El mantenimiento de los parques, atracciones y hoteles ha sido abandonado tantas veces a lo largo de estos 20 años que muchas instalaciones no se encuentran dentro del “estándar Disney”. Muchos elementos de la tematización están en un estado de descomposición y derrumbe y otros literalmente “se caen a trozos”.

Como punto positivo, un intenso programa de rehabilitación ha sido puesto en marcha en los últimos años, tratando de reparar muchas de las rotas, anticuadas o deterioradas atracciones, efectos y tematizaciones. Aunque esto indica que la dirección de “Disneyland Paris” esta tomando nota de esos defectos, éstos son tan solo la punta del iceberg. Tantos años de abandono han dejado mella en el más bello “Magic Kingdom” jamás diseñado; el coste de devolverlo a sus años de gloria es mayor de lo que habría sido si se hubieran tomado medidas antes.


2. Recortes de Presupuesto

El show “The Tarzan Encounter” en el Teatro Chaparral, el show “The Legend of The Lion King” en Videopolis y la icónica cabalgata nocturna “Disney’s Fantillusion!” han sido cancelados este año. Mientras tanto, otros recintos , como “Le Théatre du Châteu” han estado en desuso y vacíos durante años. Como añadido a todo esto, muchas atracciones, así como incontables restaurantes y tiendas abren ahora solo por un tiempo,imitado: por ejemplo, de 11:00 am a 6:00 pm, mientras que el parque permanece abierto de 9:00 am a 11:00 pm. Además el mal mantenimiento ha ido reduciendo de forma drástica la capacidad de ciertas atracciones a lo largo del tiempo. Por ejemplo, “Thunder Mesa Riverboat Landing” (que abre de 11:00 am a 6:00 pm) lleva operando con solo uno de los dos barcos de vapor desde hace muchos años y algunas de las montañas rusas operan con menos trenes, disminuyendo de este modo su capacidad.

La falta de mantenimiento combinada con los recortes presupuestarios han creado un círculo vicioso de roturas que afecta a todo tipo de atracciones. Estas roturas, junto con la reducción de capacidad, hacen que el parque esté constantemente sobrepoblado. Mientras, “Disneyland Paris” continúa aumentando el número de visitantes año tras año: En 2012 fueron 16 millones de visitantes. Como resultado, “Disneyland Paris” se ha convertido en una sucesión de caminatas entre lo que está abierto y lo que no.


3. Comida

En el Resort hay gran variedad de ofertas de comida, pero la calidad general de ésta no es tan buena como la de sus parques en América. La mayoría de restaurantes ofrecen comida rápida o buffet libre. Tan solo queda un pequeño grupo de restaurantes con servicio de mesa. Inicialmente había más disponibles pero muchos se han ido convirtiendo en restaurantes de comida rápida, como “Explorer´s Club”, transformado en “Colonel Haithi’s Pizza Outpost”, una pizzería normal y corriente.

En los últimos años, la calidad de la comida ofrecida en los restaurantes más caros ha ido decayendo. La comida, precocinada, se sirve minutos después de que el camarero haya tomado nota, un indicador de que la comida no se hace al momento. Las ofertas de comida rápida son caras y no pueden competir con alternativas más conocidas, como “McDonald’s”, situado a tan solo unos minutos andando desde los parques, en “Disney Village”.

Lo que es quizás más precupante, más allá de lo cara que es la comida respecto a su calidad, son los horarios de apertura de algunos de los restaurantes. Cuando “Disneyland Park” cierra a las 11:00 pm, cabría esperar poder disfrutar de una agradable cena y no descubrir que el restaurante cerró a las 7:30 pm. Estos horarios de apertura tan reducidos hacen imposible reservar una cena: tienes que buscarte otro plan o conformarte con un restaurante de comida rápida en “Disneyland Park” o “Disney Village”.


4. “Walt Disney Studios Park”

El parque Disney más pequeño, el único parque que abrió sin una de las tradicionales dark rides Disney, el parque que está luchando por su identidad. Resumiendo, el parque que nunca alcanzó el “estándar Disney”. La falta de atracciones, el entorno tan abierto, una temática caótica, el plan maestro tan pobremente diseñado, lo baja capacidad de las atracciones, etc. todo son grandes problemas. Este parque necesita de un proyecto serio de posicionamiento y una completa reevaluación de su temática para llevarlo al nivel de los estándares de su compañía.


Más allá de estas cuatro categorías principales (Mantenimiento, Recortes de Presupuesto, Comida, “Walt Disney Studios Park”), hay mucho más trabajo que hacer ante el envejecimiento de “Disney Village”, la calidad mediocre del merchandising y su poca variedad y los anticuados hoteles que ofrecen pocos servicios a precios extremadamente altos.

Sr. Iger, ¿cuántas atracciones rotas y/o cerradas, malas experiencias y visitantes descontentos hace falta para que “The Walt Disney Company” de un paso adelante y ayude? No entendemos por qué, despùés de tantos años de lucha, pérdidas y mala reputación, “The Walt Disney Company” (propietaria de un 40% de “Euro Disney S.C.A.”) no ha hecho nada por cambiar la estructura financiera de “Euro Disney”. Fue creada por “The Walt Disney Company” y siempre ha impedido a “Disneyland Paris” convertirse en una compañía de éxito sin deudas. ¿Está su compañía de acuerdo con el hecho de que la marca “Disney” esté siendo empañada por la constante caída y carísima experincia de los visitantes de “Disneyland Paris” para 740 millones de ciudadanos europeos? Nos negamos a creer que “Disney” intencionadamente quiera enviar a casa a sus visitantes europeos con recuerdos negativos.

Por supuesto, también hay cosas positivas en “Disneyland Paris”. El diseño original de 1992 es maravilloso, los cast members son agradables y entregados, el show nocturno “Disney Dreams” es fantástico y la renovación de las temporadas de Halloween y Navidad que comenzaron el año pasado parecen prometedoras. Desafortunadamente, la mala gestión empaña todos estos logros.

Sr. Iger, le pedimos que eche un buen vistazo al presupuesto operativo de “Disneyland Paris”. Le pedimos que deje de descuidar el más bello parque jamás construido por sus Imagineers. Le pedimos que recupere la calidad de las experiencias culinarias, que repare los efectos rotos y desperfectos en la tematización tan pronto como sean detectados, que se replanteen por completo la segunda puerta y, por supuesto, que abran nuevas y excitantes atracciones tanto en “Walt DIsney Studios Park” como en “Disneyland Park”. Nada de chapuzas en las reparaciones, sino soluciones duraderas a los problemas que han plagado nuestro Resort desde su apertura.

Walt Disney una vez dijo que “Disneyland nunca estará terminado. Continuará creciendo mientras quede imaginación en el mundo”. Desde 2005, usted ha salvado “Disney” de una forma brillante, incluyendo los programas de rescate para “Disney California Adventure” y “Hong Kong Disneyland”. Ahora le pedimos que salve “Disneyland Paris”… por el bien del parque.

Saludos,

 

#SaveDisneylandParis

SIGN THE PETITION HERE!